Predicción y Bolsa

La paradoja de la predicción que se muerde la cola nos enseña que si tienes información para adivinar sucesos del futuro, mejor te guardas esa información para ti, porque si la haces pública los demás responderán a esa información e invalidarán tu predicción.

La moraleja es automáticamente aplicable a la Bolsa, y en general a cualquier mercado que dependa de las expectativas del futuro.

Hay gente que piensa que la cotización de las acciones de empresas que operan en Bolsa, como todo sistema estadístico, sigue unas leyes matemáticas que son en principio susceptibles de ser analizadas y encontradas. No digo que no, y sería una buena manera de hacerse rico con las matemáticas. Casi cualquier predicción correcta que se haga sobre la bolsa se puede utilizar para hacer dinero.

Pero quien quiera hacerse rico con la bolsa y las matemáticas ha de guardarse mucho de hacer público cualquier conocimiento que consiga. Si tiene credibilidad habrá otros inversores y especuladores _arbitristas es la palabra correcta_, que aprovecharán ese conocimiento para hacer dinero. Sacarán dinero de la mina hasta agotarla, es decir, hasta que las cotizaciones hayan cambiado tanto que la predicción realizada ya no se cumpla y no se pueda hacer dinero con ese conocimiento.

Como en el caso de la paradoja anterior, hacer pública una predicción puede anularla, porque los demás actores cambian su comportamiento de acuerdo con la predicción.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Ingeniería del pensamiento

2 Respuestas a “Predicción y Bolsa

  1. RDC

    La borsa, como tantas otras cosas, se estudia como proceso. Y un proceso puede ser reversible o irreversible. El primero se distingue porque su entorno está sumamente controlado y por tanto, se puede predecir el comportamiento del proceso con gran seguridad. Los procesos reversibles se detallan al distinguir ciclos o regularidades de entre el caos.
    Sin embargo, también tenemos los procesos irreversibles (y todos los procesos naturales son realmente de éste tipo), los cuales se entienden como desviaciones que sufren los procesos reversibles cuando el entorno ha dejado de estar controlado. Los procesos irreversibles nos son indeterminados y por tanto, nos abocan a tener que hacer frente a procesos caóticos.
    Sin embargo, hay otro tipo de sistemas: los recurrentes. Estos no vienen definidos por ningún proceso o ‘camino de transformación’ porque carecen de entorno. Son sistemas aislados o prácticamente aislados. La verdad es que éstos prácticamente no se han estudiado.
    Me ha gustado mucho la manera en que has expuesto este tema sumamente curioso, complejo y crucial, base misma de la ciencia, tanto en este post como en el anterior.

  2. Pues las escuelas de negocios son un buen negocio y sus profesores no son inmensamente ricos, por lo que añadiría al paradigma, otros dos elementos:
    1 Salirse de la normalidad, y
    2 Asistir a una escuela de negocios para saber cual es la normalidad y poder soslayarla.
    Salud, saludos y buenos alimentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s